LA REINA ISABEL


Por lo general, hablar de Isabel II es pensar en la reina de Inglaterra. Sin embargo, en nuestra historia es la de España la que influye.
Hija de Fernando VII y de su cuarta esposa, María Cristina de Borbón-Dos Sicilias, nació en 1830, es decir 9 años después de que México consumó su independencia. Sin embargo, su papá falleció en 1833, sin reconocer la pérdida de su imperio y en 1836 su mamá tuvo que aceptar en su nombre que Nueva España ya no existía y que más valía tener relaciones entre ambas naciones.
Así, en nombre de su hija Isabel II, entonces de 6 años, María Cristina firmó el Tratado definitivo de paz y amistad entre México y España también conocido como también conocido como Tratado Santa María – Calatrava.


Aceptar la independencia, fue difícil y dio lugar a una época de reconstrucción de relaciones, que estuvo plagada de dificultades y malos entendidos.
Isabel II fue obligada a casarse con su primo hermano doble el infante don Francisco de Asís de Borbón, duque de Cádiz, quien tenía fama de homosexual. Se dice que fue padre oficial de los 12 hijos de la reina, 8 de los cuales fallecieron a las pocas horas de nacidos o nacieron muertos y 4 llegaron a la vida adulta, entre ellos el futuro Alfonso XII.

Isabel II dotó a España de sus primeros ferrocarriles, Fuente de la imagen: Wikipedia

Tras 37 años de reinado, perdió el trono. Modernizó a España al dotarla de ferrocarriles y supo conservar las posesiones africanas, las islas del Caribe, Filipinas, las Carolinas y las Marianas bajo el dominio español. En la actualidad, Cuba está llena de reconocimientos al actuar de la reina.

Salvador Bermúdez de Castro fue un hombre de su tiempo. Llegó a México con la intención de regresarlo al imperio español, pero fue imposible. En cambio, se encontró al país en guerra con EEUU y muchas oportuniddes para favorecer a España, dado el desorden mexicano. El Dr. Raúl Figueroa trabajó sus nutrida correspondencia y dotó a su lbro de una completa explicación. Los seis tomos están en consulta libre en https://inehrm.gob.mx/work/models/inehrm/Resource/440/1/images/CorrespTMO1.pdf de donde fue tomada la imagen


Entre 1845 y 1848 España trató de recuperar México, de que formara otra vez parte de su imperio. Para ello, su valido envió como ministro plenipotenciario a Salvador Bermúdez de Castro quien fue protagonista de una situación complicada, llena de intrigas, que tuvo como telón de fondo la guerra México-EEUU. México perdió la guerra y 51% del territorio. Bermúdez de Castro no logró su objetivo principal, pero sí muchos otros, entre ellos la seguridad de que no iba a propiciar la independencia de Cuba.
El trabajo de Bermúdez de Castro tuvo gran importancia, tanto para México como para España y fue objeto de una cuidadosa investigación del Dr. Raúl Figueroa. Sus seis tomos están disponibles en Internet.


Volviendo a la reina Isabel II, su padre Fernando VII dejó la educación española en estado deplorable. Ella reabrió las universidades y dotó de bibliotecas a diversas poblaciones.
Por otro lado, durante su reinado proliferaron la corrupción y los problemas derivados de la disminución de opciones de todo tipo al perder su imperio.

Isabel II vio el inicio y el fin de la Primere República Española. Su hijo Alfonso XII recuperó la corona y la heredó a Alfonso XIII, pero ella nunca dejó su residencia parisina, donde falleció en 1904. Fuente de la imagen: Wikipedia


El 30 de septiembre de 1868 los líderes de La Gloriosa Revolución la derrocaron. Se exilió en Francia donde gozó de la protección de Napoleón III y su esposa, la española Eugenia de Montijo. Ahí trabó amistad con el mariscal François Achille Bazaine y su esposa Josefa Peña Azcárate, conocida como Pepita Peña, quienes estaban en Francia tras la pérdida del imperio de Maximiliano.
Desde su residencia parisina, Isabel II vio muchos cambios en el mundo, empezando por el derrocamiento de Napoleón III, del fracaso de la Primera República Española, del reinado y fallecimiento de su hijo Alfonso XII y de la llegada al trono de su nieto Alfonso XIII.

La reina destronada tenía en esta foto alrededor de 70 años. Aunque vivió lo suficiente para ver a su familia de regreso en el trono español, ella se quedó en París hasta el último de sus días. Fuente de la imagen: https://www.abc.es/historia/abci-olvidada-entrevista-reina-espana-mas-difamada-hecho-201912030137_noticia.html


Isabel II murió en el Palacio de Castilla de París en 1904. Su cadáver fue repatriado y enterrado en el Monasterio de El Escorial frente a los restos de su esposo, fallecido dos años antes.

1853, AÑO DE REACOMODOS TERRITORIALES

¿Sabían que Tuxpan y Chicontepec, Veracruz, fueron parte del estado de Puebla hasta 1853?

Al quitársela, Antonio López de Santa Ann dejó a Puebla sin salida al mar. La zona comprende desde la Sierra Madre Oriental al Atlántico, entre las barras de Tecolutla y Cazones y la laguna de Tamiahua, en la Huasteca.

1853 fue un año de reacomodos en un México que en 1848 había perdido el 51% de su territorio después de la desastrosa guerra con EE.UU.

Lejos de que las pérdidas territoriales trajeran la paz interna, el país era ingobernable, tanto que Lucas Alamán, al frente del Partido Conservador por él fundado hizo traer a su archienemigo Antonio López de Santa Anna del exilio para colocarlo en la presidencia por 11a y última vez.

Los primeros tres meses, mientras Alamán lo controló desde su secretaría de Relaciones Exteriores, hizo un buen gobierno, pero a raíz de su fallecimiento en junio, las cosas se salieron de control y Santa Anna dispuso que su natal Veracruz tuviera ese nuevo territorio. Aprovechando que se abandonaba el federalismo y se regresaba al sistema de Departamentos, emitió el decreto el 1 de diciembre de 1853.

Portada del decreto de 1853 recreada por el H. Ayuntamiento de la capital poblana. Fuente de la imagen: https://www.facebook.com/HAyuntamientoDePuebla/?tn-str=k*F

También en diciembre de 1853, pero el 30, México firmó en Tratado de venta de la Mesilla, renunciando a esa región norteña para evitar una nueva guerra y con los recursos recibidos aliviar así un poco la precaria situación del erario, que le debía a todos, el propio Santa Anna incluido, pues había financiado parte de la guerra de 1845-48 con su propio pecunio, como entonces se usaba.

En 1853 Tuxpan y Chicontepec era una región relativamente aislada. Estaba lejos el descubrimiento y uso del petróleo de las huastecas tamaulipeca y potosina. Hoy la zona es muy rica y Tuxpan el puerto marítimo más cercano a la Ciudad de México.

Respecto a la Constitución de 1824 que prácticamente utilizó las intendencias de los Borbones para hacer los estados de la federación, Puebla no sería el único estado en perder territorio. Otros lo perderían, o ganarían, en los siguientes años y también surgirían nuevos estados.

Comunicaciones y distancias

292.4 km separan la costa del Pacífico de la del Atlántico, en México, en su parte más angosta, el Istmo de Tehuantepec. Toma cuatro horas y media recorrerla por carretera.

El Istmo de Tehuantepec es la zona más angosta de México y la frontera Norte la más ancha. Fuente de la imagen: Wikipedia
Menos de cuatro horas y media toma ir por carretera entre Tehuantepec, Oaxaca y Coatzacoalcos, Veracruz. Fuente de la imagen: Google Maps

En su parte más ancha, la que separa a Matamoros, Tamaulipas, de Tijuana, Baja California, México mide 2,521.9 km, es la frontera con EE.UU, país al que hay que cruzar para tomar la carretera interestatal I 10 en su tramo California-Texas. Hacer el recorrido del lado mexicano es asunto de unas buenas vacaciones y muchas ganas de tener aventuras o cuando menos 39 horas y mucha suerte.

Geográficamente hablando, México tiene tres grandes regiones: Norteamérica, que va de la frontera al Trópico de Cáncer; área de transición geográfica, que se prolonga desde esa línea hasta el Istmo de Tehuantepec y Centroamérica: Chiapas, Tabasco, parte de Campeche y de Quintana Roo. El resto de la península de Yucatán pertenece al área de transición. Es suficiente con pasar el cursor sobre un mapa para darse cuenta de que la costa yucateca, por ejemplo, está a la altura de San Luis Potosí y que para quienes vivimos en el centro del país, el “sureste” está más al norte.

En el Trópico de Cáncer termina Norteamérica, geográficamente hablando. En el Istmo de Tehuantepec termina (o inicia) Centroamérica. El resto del país para los geógrafos es una zona de transición, lo que hace que México tenga una gran diversidad de flora y fauna. Fuente de la imagen: http://www.pps.k12.or.us/…/vide…/curso2/htmlb/SEC_77.HTM

Vayamos ahora a la parte angosta, al Istmo de Tehuantepec, una de las regiones más interesantes de México.Ahí Hernán Cortés puso sus astilleros, armó barcos y emprendió la búsqueda de la comunicación natural entre el Pacífico y el Atlántico, que no encontró, porque no existe. Sólo están las de los Polos y eran más inaccesibles que ir por tierra, en el propio Istmo, de una costa a otra, como se hacía desde la época precolombina.

El Istmo está dividido entre dos estados: Veracruz y Oaxaca. Sus ciudades principales son las veracruzanas Coatzacoalcos, Minatitlán, Jaltipan y Acayucan; y las oaxaqueñas Salina Cruz, Juchitán, Santo Domingo Tehuantepec, Unión Hidalgo e Ixtepec.

Es una zona rica en petróleo y en recursos maderables. También es una de las regiones con mayor presencia indígena del país. En ella se asientan huaves, zapotecos y zoques.

Tabasco y Chiapas son dos estados cercanos al Istmo.

En el México actual, los ferrocarriles son mayoritariamente de carga y van del centro al norte del país. Las carreteras también, aunque cada vez hay más que comunican a lo ancho del territorio.

Rodrigo Mejía, con ayuda de Google maps, trazó el camino con las carreteras existentes. Sin tomar en cuenta estado de las carreteras, ni su aforo vehicular, ir de Tijuana a Matamoros requiere de 39 horas. Hay tramos, como Chihuahua, en los que hay que adentrarse considerablemente en el territorio nacional.

Soy Luz María Silva, mexicana, socióloga, maestra en e_Learning e historiadora por práctica, afición y corazón

Aprender Historia es algo maravilloso, siempre interesante, a veces divertido y otras no tanto. Dicen que “pueblo que no conoce su Historia está condenado a repetir sus mismos errores”, cosa que sucede con frecuencia en México, así que este blog es una invitación de compañía en el camino del aprendizaje de la Historia para que al transitarlo podamos invitar a otros y ver si al menos podemos cometer nuevos errores.

Espero que se animen a participar en el blog y a hacer de él algo interesante y divertido.

En Historia se estudian los hechos. Suelen provocar diferentes interpretaciones, todas ellas válidas y bien documentadas. El conocerlas enriquece a todos. En cambio, las aseveraciones de carácter ideólogico, generalmente irrespetuosas, sólo limitan el intercambio y la retroalimentación, por lo que no son bienvenidas en este blog. La Historia, con mayúscula, admite muchas historias. Ellas formarán el blog: México, el mundo, países, regiones, zonas, personas, hechos, inquietudes, preocupaciones son su cuerpo y espíritu y por tanto su objeto.

En el 2012 inicié una página con el mismo nombre y gusto en Facebook. Suelo escribir en ella diario. Sin embargo, como a varios de mis amigos cercanos no les gusta entrar a esa red social y además día a día incrementa censuras y controles, empieza a dejar de ser divertido escribir ahí, así que decidí hacer este blog. Durante un tiempo escribiré en ambos sitios, con la idea de emigrar acá en unos meses. Es cosa de experimentar y de probar, antes de decidir cuál es la mejor opción.

Poco a poco depuraré mi trabajo en Facebook y haré aquí una antología, espero que les guste.

Explicadas mis razones, sólo me resta darles las bienvenida y desear que les interese, les guste y les divierta estar aquí y participar.