JOSÉ HILARIÓN ROMERO GIL (1822-1899)

Los tecos fueron un pueblo precolombino que habitó en la parte occidental de Jalisco y en Colima. Ellos le dieron nombre a Mascota, lugar de venados, el poblado que vio nacer a José Hilarión Romero Gil el 21 de octubre de 1822, en pleno imperio de Agustín de Iturbide. Falleció cuando el porfiriato llegaba a la cima.

En el blog iconoarchivo de WordPress está publicada esta foto de José Hilarión Romero Gil como fundador de la Benemérita Sociedad de Geografía e Historia del Estado de Jalisco.

Romero Gil es poco conocido fuera de la región de los Valles y de Guadalajara, en Jalisco, pero en su zona natal es todo un personaje: hacendado culto, abogado, politico y escritor, además de ser buena persona, capaz de ayudar a quien se lo pidiera, y fundador de instituciones culturales. En la historia de México hay pocos héroes abiertamente ricos, menos aún hacendados, pero Romero Gil es uno de ellos.

Tras pasar su infancia en la población, se fue a Guadalajara donde estudió primero Filosofía y después Abogacía, fue professor en diversas cátedras y politico destacado. Fundó el Monte de Piedad de Guadalajara y la Sociedad de Geografía y Estadística de Jalisco. Legó su fortuna para fundar hospitales en Mascota, Ameca y Teuchitlán; donó su biblioteca a la Biblioteca Pública del Estado y fue autor de 25 libros, algunos de los cuales aún se venden en librerías y en Amazon. En 1861 pronunció su discurso de admission en la Sociedad Mexicana de Geografía y Estadística, cuyo Boletín lo reprodujo. Transcribo parte de sus reflexiones, con ortografía original:

“Una naturaleza tan rica, tan variada en sus producciones, solo podia ser estudiada por una inteligencia superior como la de Alejandro Humbodlt, quien ha trazado el camino para el estudio de la historia natural del país y para la perfeccion de los estudios estadísticos.

“Señores: yo creo que el complemento de esta clase de estudios, no consiste en reunir el mayor número de noticias, sobre los habitantes que tiene la poblacion, ni el número de leguas y de varas que contiene su territorio, su clase y el valor de sus riquezas, ya agricola, industrial, minera y comercial, sino en la resolucion de ciertos problemas que el mismo ilustre Baron dejó iniciados: tales son, el aumento de estas riquezas al mas alto grafo por los medios mas económicos y científicos, y el fomento de la industria nacional, dando ocupacion al mayor número de personas para proporcionarles así su bienestar, porque un país sin industria es siempre pobre y dependiente del que la recibe, pues que está averiguado por la ciencia económica, que cuando una nacion que carece de industria, tiene que comprar con el producto de su agricultura ó minas, al estranjero, los efectos industriales, no tiene sobrantes con que pueda formarse su capital.

“¡Ah! si desde los primeros dias de nuestra independencia los hombres mas ilustrados se hubieran dedicado á esta clase de estudios y no hubieran dado en la manía de ser políticos, como por desgracia lo es en los mexicanos, que han tomado la política como una ocupacion preferente y ordinaria, esperando que por medio de la mas cumplida libertad política, aunque no haya libertad civil, se consiga el arreglo y prosperidad del país, hoy habria mas moralidad en la sociedad, habria trabajo, industria, y con esto bienestar en la clase pobre é indigente y riqueza en la nacion.”

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: