CLEOPATRA

Ver la vida de Cleopatra desde el punto de vista contemporáneo es desconcertante. Vivió solo 39 años, se casó con su hermano, de quien se deshizo porque no la dejaba gobernar a gusto, tuvo varios amantes e influyó tanto en su época que hasta nuestros días llega una influencia indirecta: el calendario gregoriano.

Desde luego, hay que recordar que el concepto incesto no existía en la época antigua, ni se tenía idea de los problemas genéticos que acarreaba el matrimonio entre parientes cercanos. Tampoco había adolescencia o sea que rascarle a los 40 era vivir suficiente como para hacer muchas cosas. En su caso memorables.

Para nosotros, Cleopatra es la única Cleopatra de la historia, pero no fue así. Es la VII, o sea que hubo otras seis Cleopatras que reinaron en Egipto antes que ella. Su nombre complete es Cleopatra VII Thea Filopátor y vivió del año 69 a.C. al 30 a.C. Fue la última gobernante de la dinastía ptolemaica del Antiguo Egipto, iniciada por Ptolomeo I Sóter, uno de los generales más allegados a Alejandro el Magno, quien gobernó de 323 a 282 a.C. e hizo del país del Nilo una nación helénica, con Alejandría como el centro cultural por excelencia.

Ptolomeo I era hijo de Arsínoe de Macedonia, pero no se sabe bien quién fue su padre, si Filipo II, lo que lo haría hermano de Alejandro el Magno, o Lagos, a quien la entregó en matrimonio Filipo cuando ya no quiso que siguiera siendo su concubina.

La dinastía duró varios siglos hasta que llegó la bella Cleopatra. Además de faraona, fue diplomática, comandante naval, lingüista y autora de tratados médicos. Aunque su lengua maternal era el griego, fue la primera gobernante que aprendió y dominó el idioma egipcio.

Tal vez hacia el año 55 a.C. Cleopatra vivió en Roma con su padre, Ptolomeo XII, exiliado por una revuelta egipcia. El faraón pronto consiguió ayuda romana y regresó a reclamar su trono. Con el apoyo de sus aliados, pronto derrotó a su hija Berenice IV, a quien mandó asesinar. Cuando murió, heredaron su corona sus hijos Cleopatra y Ptolomeo XIII, quienes de acuerdo con las normas de la época, contrajeron matrimonio. Ella tenía 18 años y él 12. Su matrimonio fue una guerra continua, teniendo como trasfondo la lucha de los romanos, empeñados en extender su imperio hasta las tierras faraónicas, cosa que lograron El joven faraón trató de aliarse con Julio César, uno de los contendientes, pero ella resultó mucho más atractiva, por lo que el resultado fue una alianza entre Cleopatra y Julio César y la muerte de Ptolomeo XIII, quien tratando de congraciarse con el romano había mandado matar a su enemigo Pompeyo, hecho que fue muy mal visto por él.

Cleopatra, convertida en la pareja de Julio César, se mudó a Roma en 46 a.C y permaneció ahí dos años, como reina vasalla, es decir reina aliada. En el 44 a. C., él fue asesinado. Cleopatra trató de que su hijo Cesarión fuera designado heredero. No lo logró por lo que lo nombró corregente de Egipto, previo asesinato de su hermano Ptolomeo XIV, quien ocupaba ese puesto.

Con las luchas civiles de telón de fondo, Cleopatra se casó con Marco Antonio, quien para ello repudió a su esposa Octavia y desató una cuarta guerra, pues Octavio no estuvo de acuerdo con el trato propinado a su hermana. Marco Antonio y Cleopatra tuvieron tres hijos: los gemelos Alejandro Helios y Cleopatra Selene II y a Ptolomeo Filadelfo. Cuando la pareja egipto romana fue derrotada por las tropas de Octavio que invadieron Egipto en el 30 a.C., Marco Antonio se suicidó y cuando Cleopatra supo que su vencedor pensaba llevarla a Roma para exhibirla como trofeo, también se dio muerte quizá bebiendo un veneno, quizá dejándose morder por una serpiente.

Entre los legados de Cleopatra, nos atañe el calendario. Ella hizo que Julio César tuviera un calendario solar, llamado Juliano en su honor. Rigió en muchos países hasta 1582 cuando Felipe II pidió a Gregorio XIII que arreglaran la cuestión de los días porque había un desajuste con la Pascua judía y por tanto con la Semana Santa. Así ese año se le agregaron 11 días al calendario Juliano, en el Gregoriano. Santa Teresa de Jesús falleció el 4 de octubre y fue enterrada el 15, es decir al día siguiente. Como el tiempo pasa, hoy la diferencia entre ambos calendarios es de 13 días.

Aunque paulatinamente se impuso el calendario Gregoriano, incluso en países occidentales y en los orientales, en muchos lugares conviven el Juliano (Iglesias ortodoxas) y el Gregoriano, o los locales de los países orientales que usan el Gregoriano en sus relaciones con Occidentes.

Así en Nueva España, hoy México, rigió el calendario juliano 61 años, a partir de la caída de Tenochtitlán en 1521, durante todo el reinado de Carlos V y una parte del de Felipe II.

Todas las imágenes son de Wikipedia.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: