SOR JUANA Y SUS VILLANCICOS

Sor Juana, nacida Juana Inés de Asbaje y Ramírez de Santillana (1648-1695) es una escritora del barroco novohispano. Es una poeta lírica, es decir, en sus versos transmite sus sentimientos, emociones y sensaciones personales respecto a una persona u objeto de inspiración. De su pluma barroca, además de poesía, salen también escritos en prosa y obras de teatro.

Sor Juana por Miguel Cabrera. El cuadro está en el Castillo de Chapultepec. Fuente de la imagen: https://es.wikipedia.org/wiki/Sor_Juana_In%C3%A9s_de_la_Cruz

Tiene 13 años cuando llega al trono Carlos II “el hechizado”, el último de los reyes de la dinastía Habsburgo, cuya incapacidad física y mental provoca muchos problemas en Nueva España y agudiza las diferencias entre el español de la península o gachupín y el español americano o criollo. Esas diferencias insalvables, hacen de Sor Juana una criolla novohispana. Como los criollos cultos de su época, domina tres idiomas: el español, entonces castellano; el latín y el náhuatl.

Sor Juana es autora de varios villancicos, que en el siglo XVII es una forma musical y poética muy popular. De vieja data, sus manifestaciones iniciales aparecen en las cancioncillas mozárabes en la España del siglo XI. Es posible que su nombre se refiera a que son composiciones de naturaleza popular, cantadas por los villanos, como entonces se conocen a los habitantes de las villas. Aunque originalmente tenían diversas temáticas, en tiempos de Sor Juana ya empiezan a ser canciones religiosas. Hoy en día son sólo navideñas.

Como se sabe, Sor Juana enfrenta el juicio de la Inquisición. Parte de su obra se conoce gracias al entonces futuro obispo de Yucatán, Juan Ignacio María de Castorena Ursúa y Goyeneche, quien para salvarla de la hoguera, la saca de Nueva España y se la lleva consigo a España donde edita y prologa Fama y Obras Póstumas del Fénix de México. Logra publicarla en 1700 gracias al permiso de la segunda esposa de Carlos II, la reina consorte Mariana de Neoburgo, partidaria de que el archiduque Carlos de Austria sea el heredero de la corona de su marido y no el futuro Felipe V.

Otras obras de Sor Juana, como los villancicos, van a dar a Sudamérica, en especial a Sucre, la capital del departamento boliviano de Chuquisaca. A medida que avanzan las investigaciones sobre sus obras, se ha visto que algunos fueron atribuídos a ella, aunque no lo son; otros se pierden en la música de autores que no le dan reconocimiento y unos más tienen música de compositores bolivianos, como se puede apreciar en Youtube, donde hay varios villancicos de Sor Juana. Una selección interesante, acompañada de videos y explicaciones, se debe al músico virreinal y youtuber Enrique Guerrero.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: